Santo Toribio Romo, Pbro. Mártir

Publicado el Octubre 22, 2011 » Categoría: Yo lo conocí |

“… vivió una vida por demás azarosa, siempre a salto de mata y esperando de un momento a otro la muerte […] siempre alegre y procurando cada día mayor intensidad de espíritu y constante oración por la Iglesia”.

Testigo

“El padre Toribio tenía muchas virtudes, era fuerte de espíritu de caridad, pasión por la Iglesia, amor a la Eucaristía y a la Virgen de Guadalupe, celo apostólico, amor a los obreros y a los niños; pobreza y austeridad”.

Varios testigos

“En la misa de Primera Comunión de varios niños, el 29 de enero de 1928, el padre Romo, con la Hostia Consagrada en sus manos dijo a los niños que cada uno reiterara su fe y su amor a Jesucristo, y él emocionado preguntó a Jesús: ‘¿Aceptarás mi sangre, Señor, que yo te ofrezco por la paz de la Iglesia?’, y con lágrimas repitió las mismas palabras”.

Testigos

“Al grito despertaron el sacerdote y su hermana. El padre contestó sobresaltado: “Sí soy… pero no me maten”. Dispararon sobre él. Choreando en sangre caminó hacia la puerta de la habitación, pero una nueva descarga lo derribó”.

Testigo

“El padre Toribio le dirigió una mirada (a su hermana María) con sus ojos claros. Cayó en sus brazos”.

Testigo

“Muchos tomaban algodones y los mojaban en la sangres que aún manaba de sus heridas para guardarla como una reliquia”.

Testigos


`
Santuario de los Martires de Cristo está creado con WordPress | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS).