Beato Ezequiel Huerta Gutiérrez, Laico. Mártir

Publicado el octubre 22, 2011 » Categoría: Yo lo conocí |

“El trato con mi madre fue excelente, aun después de casados. Mi papá siempre fue fiel. Jamás me di cuenta absolutamente de nada que no fuera el amor que tenía a mi madre”.

Testimonio de uno de sus hijos

“Todos nosotros lo queríamos mucho sus hermanos y amigos lo querían mucho y lo apreciaban”.

Testimonio de uno de sus hijos

“Tenía un estilo tan bonito de corregir que a uno hasta las ganas de cometer travesuras se nos quitaban”.

Testimonio de uno de sus hijos

“Todos los días iba a misa y comulgaba, yo misma lo acompañaba, después iba a las misas que le tocaba cantar…”

Testimonio de una de sus hijas.

“Tenía mucha devoción a la Eucaristía por lo de la Adoración Nocturna, donde aprendió esa amistad con Dios, a la Santísima Virgen no se diga. Le gustaba leer las vidas ejemplares”.

Testimonio de una de sus hijas.

“…cuando rezábamos el rosario, él (Ezequiel) añadía un Padre Nuestro para obtener el martirio ya que para él era un honor que alguno de la familia fuera un mártir…”

Testimonio de una de sus hijas.

“Siempre vivía su fe”.

Testimonio de su hija María Rosalía

“Toda su vida fue una oración manifestada en un canto; si usted hubiera escuchado cuando cantaba en las iglesias […] ese hombre no cantaba, oraba y ofrecía toda su voz a Dios, por eso a las personas les gustaba mucho ir a las misas en donde don Ezequiel tenía que cantar; ya ve usted mismo que hasta su vida fue un canto ofrecido a Dios”.

Un testigo

“Yo lo conocí por su obra, por su misión, por su actuar, pero lo que sí puedo decir es que era una maravilla. Su vicio, sí señor, el canto, la música y su enloquecido amor a Dios”.

Ing. Miguel Francisco Saavedra Sáenz

“Aquí es muy importante comunicarles a ustedes -dijo a los jueces del proceso de la Causa para los Santos- algo muy secreto y muy íntimo. Después que nació la última de mis hermanas, llamada Rosalía, mi padre y mi madre hicieron una promesa de castidad por mutuo acuerdo…”.

Testimonio de su hijo Ezequiel

“Mi papá siempre fue consciente de todo lo que sucedía y el peligro que él corría por tener hermanos sacerdotes y por lo conocido que era en el ambiente de las iglesias”.

Testimonio de su hijo Manuel

“En una conversación que tuvo con su hermano Salvador; él le decía que a ver si les tocaba morir por Cristo, pero lo único que temía era lo que pasaría con su familia; pero Salvador le decía que ahí estaba Dios que proveía y que jamás los dejaría”.

Testimonio de su hijo Manuel

“Él no participó en el conflicto religioso, aunque sus hijos Manuel y Jesús sí participaron en el movimiento armado de la cristiada; al inicio sin la autorización de mi padre; después no le quedó otro remedio que aceptar, pero él era enemigo de la violencia”.

Testimonio de sus hijas María Rosalía y María del Carmen

“‘Digan señores’ – dijo Ezequiel – ‘Venimos a revisar las llaves del agua- respondieron los dos hombres-. Una vez adentro dijeron que eran policías y andaban buscando armas y parque. No encontraron nada… Llegaron más policías y se llevaron a mi padre”.

Testimonio de su hija

“Se dedicaba a alabar a Dios con su canto, tenía un gran espíritu apostólico , un gran amor a Dios,. Llevaba una vida muy íntegra, era de comunión diaria, de los que les gustaba rezar el santo rosario junto con su familia. Todo el clero lo quería mucho y él siempre les guardó el debido respeto”.

Varios testigos


`
Santuario de los Martires de Cristo está creado con WordPress | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS).