Beato Elías del Socorro Nieves

Publicado el octubre 22, 2011 » Categoría: Yo lo conocí |

“Dio muestras de ser caritativo porque tenía un corazón abierto para remediar toda clase de necesidades, amigo de los pobres y consolaba a los afligidos”.

Testigo de Cañada de Caracheo, Gto.

“Le vi celebrar el santo sacrificio de la misa con mucha devoción y fervor, principalmente cuando estaba en la cueva por motivo de la persecución”.

Testigo de Cañada de Caracheo, Gto.

“El padre Nieves era por su naturaleza tímido, y sin embargo en todo eso (durante la persecución) estaba en su vicaría dispuesto a sacrificarse por cumplir con su deber”.

Padre Raimundo Pardo Murillo O.S.A.

“Fray Elías del Socorro Nieves colocó su centro de operaciones en lo alto de una montaña, convirtiendo en templo una cueva de la barranca de El Leñero en el cerro de La Gavia”.

Padre Nicolás Navarrete, OSA

“A sus fieles más piadosos los tenía distribuidos en siete grupos, a fin de acudiesen a oír la santa misa el día de la semana que a cada uno le tocaba. Hacia las tres de la mañana llegaban a la cueva por diferentes veredas… Cuando había mayor peligro suspendía temporalmente aquellas santas romerías”.

Padre Nicolás Navarrete, OSA

Ordinariamente vivía solo en la montaña, como un anacoreta, acompañado únicamente de Ricardo Almanza, que era quien transmitía sus avisos a la feligresía”.

Padre Nicolás Navarrete, OSA

“Admitió que lo custodiasen algunos hombres armados cuando lo visitó Fray Adeodato Castillo, primo suyo. Tan luego como se fue el sacerdote visitante, pidió a los guardias dejarlo solo, que para defenderse de cualquier agresión humana o diabólica, le bastaba su crucifijo”.

Padre Nicolás Navarrete, OSA

“Aquel buen pastor descendía todas las noches a su redil, para auxiliar a los enfermos, asistir a los matrimonios, confesar a los feligreses que no podían acudir a su cueva, y aprovechaba la oportunidad para predicarles la Palabra de Dios, consolándolos y fortaleciéndolos en su fe”.

Padre Nicolás Navarrete, OSA

“El padre Nieves solía repetir con frecuencia a sus feligreses que, si algún día le viesen a él cautivo en medio de algún pelotón de soldados, les rogaba por amor de Dios que no fuesen a tratar de defenderlo con la fuerza; que se limitasen a pedir a Dios le concediera la fortaleza necesaria para morir por la religión”.

Padre Nicolás Navarrete, OSA

“Perdona, Señor, perdona a tu pueblo y no permitas que sea víctima de sus enemigos. Si para ello necesitas mi vida ya sabes que es tuya”.

Padre Nicolás Navarrete, OSA

“Soy sacerdote gracias a Dios, y si me he disfrazado ha sido porque solamente así podía ejercer mi ministerio en las circunstancias actuales”.

Padre Nicolás Navarrete, OSA

“Déjame hijo, déjame por favor ir a pie con ustedes. Cuando aprehendieron a nuestro Señor en Getsemaní, no hubo quien le prestara un caballo”.

Padre Nicolás Navarrete, OSA

“Ni Toribio conoce esa cantidad de dinero, ni yo puedo aceptar que nadie se grave por mí. De modo que no hay lugar a discusiones. Que se haga la voluntad de Dios y… nada más”.

Padre Nicolás Navarrete, OSA

“Mientras los soldados ensillaban sus caballos, el padre Nieves aprovechó que estaba solo con el capitán para abogar por Jesús y Dolores Sierra, diciéndole que de él hiciera lo que quisiera, pero que dejara en libertad a sus compañeros de prisión, que eran inocentes y tenían sus familias que atender”.

Padre Nicolás Navarrete, OSA

“Capitán, estoy listo para morir por mi religión… Como un recuerdo de su servidor, acepte este reloj y esta cobija, que algún día podrán salvarle”.

Padre Nicolás Navarrete, OSA


`
Santuario de los Martires de Cristo está creado con WordPress | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS).