David Kampf Jersey  HOY FESTEJAMOS A SAN JOSÉ SÁNCHEZ DEL RÍO

HOY FESTEJAMOS A SAN JOSÉ SÁNCHEZ DEL RÍO

Publicado el febrero 10, 2017 » Categoría: Destacados, Santos Mártires |

Nació el 28 de Marzo de 1913 en la entonces Villa de Sahuayo, Michoacán.

En 1927 y tras contar con el permiso de sus padres se encamino hacia Cotija, Mich., en donde fue admitido en las filas cristeras por el Gral. Prudencio Mendoza quien lo puso a las órdenes del Gral. Rubén Guízar Morfín; su ocupación fue de servicio atendiendo a los caballos, aceitando los fusiles, ayudando a preparar los alimentos, todo con gusto y alegría.

Por su servicial trabajo y como signo de confianza el Gral. Rubén Guízar Morfín lo nombró su clarín y abanderado de la tropa; así, el 6 de febrero de 1928 en un enfrentamiento con las tropas federales del Gral. Tranquilino Mendoza, y al ser muerto el caballo del Gral. Guízar Morfín, José bajó de su caballo y en un heroico acto se lo ofreció diciéndole: “Mi general, tome usted mi caballo y sálvese, usted es más necesario y hace más falta a la causa que yo”, el general tomó el caballo y pudo escapar; pero en esa escaramuza las tropas federales capturaron a José junto con un joven indígena llamado Lorenzo y los llevaron maniatados hacia Cotija en medio de golpes e insultos.

Ya en Cotija y dentro de un calabozo José pidió al carcelero papel y tinta y escribió esta carta a su madre:

“Cotija, lunes 6 de Febrero de 1928, Mi querida mamá: fui hecho prisionero en combate este día, creo en los momentos actuales voy a morir, pero nada importa mamá. Resígnate a la voluntad de Dios, yo muero muy contento porque muero en la raya al lado de Nuestro Señor. No te apures por mi muerte, que es lo que me mortifica; antes diles a mis otros hermanos que sigan el ejemplo del más chico y tú has la voluntad de Dios. Ten valor y mándame la bendición juntamente con la de mi padre. Salúdame a todos por última vez y tú recibe por último el corazón de tu hijo que tanto te quiere y verte antes de morir deseaba. José Sánchez del Río”.

Lo trasladaron a Sahuayo. El día 11, por la noche, sacaron a José del Mesón del Refugio y lo obligaron a caminar, con sus pies desollados, y a golpes, hacia el cementerio municipal. Ya en el cementerio martirizaron a José apuñalándolo con verduguillos en las piernas, brazos y partes no vitales, pues querían hacerlo sufrir. A cada puñalada José gritaba con más fuerza: “¡Viva Cristo Rey! ¡Viva la Virgen de Guadalupe!” y le daban culatazos y chicotazos.

Luego, Alfredo Amezcua Novoa, apodado “La Aguada”, se acercó a José y le preguntó que le mandaba decir a su papá como última voluntad, José le contestó firmemente: “Que nos vemos en el cielo”, y si al estar siendo martirizado ya no pudiera hablar, el movimiento de mis manos grite “Viva Cristo Rey”, en ese momento para acallar aquellos gritos que los enfurecían, Rafael Gil Martínez apodado “El Zamorano” saco su pistola y acercándola detrás de la oreja derecha le disparó dándole el tiro de gracia. José cayó bañado en sangre; eran las 11 y media de la noche del viernes 10 de Febrero de 1928.

http://www.templodesanjosesanchezdelrio.org/

JoseSanchezR_10Febrero


`
Santuario de los Martires de Cristo está creado con WordPress | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS).
Montae Nicholson Womens Jersey